SO ÑAR CON CASAS

 CASAS
 COCINA
 DORMITORIO
 ESCALERAS
 SALÓN
 BAÑO
 SÓTANO
 VENTANAS

La casa representa el mundo interior del soñador, sus inquietudes y expectativas, especialmente, cuando la casa del sueño, sea la que sea, se vive y se siente como propia, pues aunque el sueño se desarrolle en una casa desconocida para el soñador, si éste la considera suya, el efecto simbólico será el mismo, y así; lo que haga dentro de esa casa, lo que descubra o las personas que allí vivan, ayudarán a interpretar sus motivaciones internas. Por ejemplo, si hay puertas que no se abren, el sueño hará referencia a las facetas que la persona ignora de sí misma o no se atreve a descubrir. Y por el contrario, si al soñar con la propia casa, se descubre una nueva habitación, el sueño indicará que se abren nuevas posibilidades en la vida, quizás... la oportunidad de desarrollar un talento dormido, una vocación o habilidad creativa, se tratará, en general, de situaciones, aprendizajes, encuentros o relaciones que ampliarán los horizontes profesionales y personales del soñador.

 

Una casa que se encuentra vacía o abandonada, indica falta de ilusiones y sentimientos de soledad que pueden desembocar en depresión y, al contrario, una casa llena de muebles y objetos que estorban, será el aviso de que se tiene ocupada la cabeza y el corazón con asuntos que generan falsas necesidades, y agobian quitando luz y libertad de movimientos, como ocurre con las obsesiones, los rencores, adicciones y apegos.

 

Por otra parte, cuando el sueño se desarrolla en casas donde se ha vivido con anterioridad, alude a situaciones del pasado que pueden volver a repetirse, y a la posibilidad de poder arreglar asuntos que se dejaron pendientes. Asimismo, las distintas habitaciones, enseres, pisos, muebles y colores, también tienen un protagonismo simbólico añadido  que completa el sentido de la interpretación.

 

Por último, una casa o edificio en construcción, anuncia la proximidad de un cambio importante que ya se está fraguando en la vida de la persona.