LA  MUERTE EN SUEÑOS

El tema de la muerte en los sueños aparece desde ángulos muy diferentes. A veces se sueña con la muerte de personas vivas que conocemos, se sueña con la propia muerte o incluso, se puede soñar con matar. Asimismo, hay sueños en los que nos encontramos con personas ya fallecidas (familiares, antiguos conocidos nuestros o personajes famosos), y otros  relacionados con cementerios, ataúdes, muertos desconocidos etc.

 

De una forma generalizada, la muerte en sueños simboliza la transformación, los cambios internos y evolutivos. Significa que algo debe morir en nosotros, quizás apegos, manías, rencores o ideas retrógradas que sólo entorpecen y deberían estar ya “enterradas”. Se muere a lo caduco para nacer a nuevas realidades, y en muchas ocasiones aparecen estos sueños en etapas de cambios cíclicos importantes, como son el paso de la adolescencia a la juventud, de la juventud a la madurez o cuando ya está cercana la jubilación. También en momentos de cambios profesionales y personales tipo traslados, nuevas responsabilidades, bodas, separaciones, hijos que se independizan etc. Ya que son precisamente, estás situaciones de transformación interna, evolución, cambio de valores,  aceptación y renuncia, las que adoptan en sueños el simbolismo de la muerte y todo lo que con ella se relaciona; cementerios, tumbas, funerales, ejecuciones, cadáveres.

 

Pero, cómo también el estado inconsciente del sueño es la forma más fácil de comunicación entre el mundo material y el mundo astral, no podemos dejar de considerar los encuentros y mensajes que nos llegan por parte de personas que ya no están en este mundo. Este tipo de sueños suele impactar y dejar la sensación de que hay, en ellos, algo importante que descubrir.

 

 

volverpágina siguiente